La vie en français

El método sencillo y eficaz para
  • aprender
  • entender
  • divertirse en
francés

Escrito por Audrey / Categoria(s): Consejos

“¡Este año, voy a aprender francés!” Si has dicho esta frase en las últimas semanas, ¡este artículo te interesará! Ya sea por ganas personales o por necesidad después de haberse mudado a un país francófono, ¡el francés es o será parte de tu vida ahora! Aprender un nuevo idioma puede dar miedo porque no sabemos por dónde empezar y, a menudo, sentimos que estamos al pie de una gran montaña…

¡No te preocupes! ¡Estoy aquí para ayudaros a superar este nuevo desafío compartiendo con vosotr@s cinco consejos para comenzar a aprender francés!

Vous êtes prêts et prêtes ? Alors, on y va !

1. No tengas miedo / vergüenza de hablar

A menudo el miedo o la vergüenza de hablar en un idioma extranjero está relacionado con un problema: la ansiedad de cometer errores y que la persona no nos entienda (¡es verdad que es una sensación desagradable!). Sin embargo, una de las cosas más importantes cuando empezamos a aprender un idioma es no tener miedo de cometer errores, ¡porque, de todos modos, cometeremos errores! Pero, tranquil@: ¡NO PASA NADA! Incluso diría que es bueno equivocarse ya que, por un lado, aprendemos la forma correcta y, por el otro, entendemos por qué es un error. Por lo tanto, ¡no tengas miedo a lanzarte y hablar cara a cara o por chat con nativos!

No necesariamente necesitas tener un buen nivel de francés para comunicarte con francófonos. Aunque solo sepas algunas palabras, no dudes en hablar. ¡Por lo general, podrás hacerte entender usando palabras sencillas, acompañadas de algunos gestos! Bueno, es cierto que puede resultar difícil describir un croissant con gestos, ¡pero puedes conseguirlo!

2. Disfruta el aprendizaje

A menudo, cuando aprendemos un idioma, nos centramos en los esfuerzos que nos exige: hacer ejercicios, hacer muecas para pronunciar la “u” … ¡pero nos olvidamos de disfrutar! Como suelo repetir a mis alumnos, aprendemos mejor cuando amamos lo que hacemos. Así que no dudes en utilizar tus ocios y centros de interés para mejorar el francés.

 

Si te gusta leer, puedes leer artículos de blog dedicados a tu pasión (cocina, deporte, moda, etc.) y también libros o cómics. Aprovecho para recordarte que todos los artículos de “La vie en français” están disponibles en versión bilingüe español / francés. Solo tienes que hacer clic en la parte superior de la página en el idioma en el que quieres leer el artículo.

Si prefieres la imagen, mira videos de youtubers que hablan sobre un tema que te interesa (gameplays, ecología, humor, etc.) o conéctate a las plataformas de Netflix o HBO para ver películas o series en francés. Dependiendo del país, tendrás acceso a un catálogo más o menos amplio, ¡pero siempre vale la pena echarle un vistazo!

 

Finalmente, si tienes oído musical, crea una playlist de canciones francófonas en Spotify o Deezer. Existe una multitud de artistas con diferentes estilos (rap, rock, pop, etc.), así que encontrarás algo que te gusta. La música es una gran herramienta de aprendizaje porque transmite emociones y nos acompaña en nuestras vidas (durante los viajes, en el metro, en el avión…).

 

Sin embargo, aprendemos un idioma principalmente para comunicarnos, ¡así que trata de hablar con nativos con la mayor frecuencia posible!

3. Inscríbete a una actividad para conocer a francófonos

Si vives en un país francófono, hay un amplio abanico de actividades disponibles para conocer a nativos, ¡así que aprovéchalo! Inscríbete a un club deportivo o una clase para desarrollar tu pasión. Pasarás un buen momento, aprenderás vocabulario en francés relacionado con lo que te gusta y ¡harás nuevos amigos que comparten tus centros de interés! De hecho, a veces es difícil establecer relaciones reales con los habitantes de un país debido a las barreras idiomáticas y culturales. Encontrarse en torno a la misma actividad hace que sea más fácil crear enlaces o incluso una amistad.

Ya os escucho decirme: «Y si no vivimos en un país francófono, ¿cómo hacemos? «. Pues, es un poco más complicado, pero no es imposible conocer a francófonos. La forma más fácil es participar en un intercambio de idiomas. Existe en todas las ciudades medianas y grandes, sin embargo, trata de favorecer eventos que ofrezcan un intercambio francés / español. Así es más probable que formes un mejor tándem que en un intercambio de idiomas “clásico” ya que tu pareja lingüística y tú vendréis a hablar vuestros idiomas respectivos. Si vives en Barcelona, ​​apúntate a losapéros pinchos” organizados una vez al mes por Karim y su blog “espagnol pas à pas”. ¡Se trata de un intercambio de idiomas francés-español / catalán, ¡gratis y abierto a tod@s!

 

Como te dije, hablar y practicar un idioma ayuda a mejorar, pero no hay que dejar de lado por completo la gramática.

4. No te olvides o no te centres solo en la gramática

¡Veo una mueca aparecer en algunas caras con solo leer la palabra gramática! A riesgo de parecer aguafiestas, no creo que se pueda hablar y escribir correctamente francés sin estudiar gramática, o perderás mucho tiempo. No veas la gramática como una tarea pesada, sino más bien como una herramienta que te permitirá acelerar tu aprendizaje y evitar cometer errores.

 

Otra vez, trata de encontrar una forma divertida de trabajar la gramática. Por ejemplo, existen varias aplicaciones como Itooch français langue étrangère o Busuu. También puedes hacer clic en la sección “ejercicios” del menú en la parte superior de esta página. Encontrarás varios quiz de gramática, vocabulario, conjugación, etc. (próximamente). ¡Adelante!

Por el contrario, no te centres únicamente en el aspecto gramatical del francés. Está muy bien conocer un cierto número de reglas y hacer ejercicios de entrenamiento, pero debes saber cómo aplicarlos en una situación real. De hecho, el propósito principal de un idioma es comunicarse con otras personas. ¡Así que levanta la mirada de tu libro de gramática!

5. No descuides la pronunciación

Sé lo que piensas: “ya está, después de la gramática, ¡nos habla de pronunciación!”. Probablemente es lo que hace temblar más a la mayoría de los estudiantes: pronunciar bien las palabras en francés. Mi consejo es prestar atención a la pronunciación desde el principio. De hecho, si no la trabajas, tendrás dificultades para corregirte más tarde porque habrás tomado malos hábitos.

Si te cuesta algunos sonidos, mi truco es identificarlos y entrenar a pronunciarlos. Para esto, elige una palabra que contenga este sonido y repítela varias veces hasta que el resultado te convenza. Es un método que usaba mucho cuando aprendía español. Puede que no tengas éxito al principio, pero con un poco de perseverancia, ¡lo conseguirás!

Sin embargo, hay que intentar pronunciar bien, ¡pero no debe bloquearte, estresarte ni impedirte hablar! Aunque tu pronunciación no sea perfecta, no importa, lo principal es que la gente llegue a entenderte. De hecho, es casi imposible hablar un idioma extranjero sin acento. Yo misma tengo acento francés cuando hablo español o catalán, ¡a pesar de todos los esfuerzos que puedo hacer!

Además, a pesar de que todavía se suela enseñar el “francés estándar” (de París), ¡no hay que olvidar que existen muchos acentos en francés, ya sea en Francia o en los países francófonos! En resumen, ¡no existe solo un acento correcto en francés!

¿Y tú? ¿Cuáles son tus dificultades en francés? ¡Escríbeme en los comentarios o por mail para decirme los elementos que son más problemáticos para ti!

Sígueme en las redes sociales

Bonjour ! Me llamo Audrey, soy francesa y ¡soy fan de los comics franco-belgas!

Tras haber estudiado varios años en París, hice mis maletas dirección Barcelona para acabar mi tesis en Estudios románicos e Historia. Es en esta ciudad magnifica que he empezado a dar clases de francés, como auxiliar de lengua, primero, y después, como profesora.

He creado “La vie en français” para compartir con vosotr@s mis consejos y el método sencillo y eficaz que he elaborado a partir de mi experiencia personal y profesional.

¿Quieres saber más? ¡Aquí tienes mi historia!

Categorías de artículos
Inscríbete a mi newsletter!